El oro y líquido de HYT

H1 Full Gold

  

Tras haber empleado diseños y materiales high-tech, ahora HYT se presta, excepcional y clásico, al juego de lo valioso. Por primera vez, la marca presenta una caja íntegramente realizada en oro rosa de 18K que dicta su color al conjunto de este H1, cuya esfera juega entre el calor del oro y el negro de las indicaciones. Por primera vez, el fluido indicador horario del H1 Full Gold es también negro. 

En efecto, el concepto central de la marca HYT consiste en remplazar la aguja de las horas por un fluido coloreado que se desplaza en un capilar —tubo de cristal de menos de un milímetro de diámetro. Al cabo de las horas, el líquido coloreado avanza. Llegado a las 18h, este mismo líquido negro vuelve a su posición inicial (6h00) mediante un movimiento retrógrado. Como los otros cuatro colores desarrollados por HYT, el colorante negro posee propiedades químicas que le son propias. 

Edición limitada a 50 piezas.

Movimiento

Mecánico de cuerda manual, calibre exclusivo HYT, puentes achaflanados a mano y decoración Côtes de Genève, fuelles rodiados, 35 rubíes, 28.800 alt/h, reserva de marcha de 65 horas.


Funciones

Horas por un fluido retrógrado negro, minutos descentrados, pequeño segundero, indicador de reserva de marcha.


Caja

Oro rosa 18K 5N granallado y satinado, 48,8 mm. Cristal zafiro abombado antirreflejos. Fondo zafiro. Hermética hasta 100 m (10 bar/330 ft).


Esfera

Desestructurada, tratamiento oro rosa.
Pulsera

Lagarto gris claro. Cierre desplegable en titanio.

Anuncios

La joya V10 de Audi

Presentado en el Salón de Nueva York el Audi R8 Spyder  tiene una potencia de 540 HP, una aceleración de 0 a 100 km/h en 3,6 segundos y 318 km/h de velocidad máxima, todo esto gracias a su motor atmosférico V10 que combina unas prestaciones impresionantes con el encanto de la conducción a cielo abierto.

Este deportivo convertible abre un capítulo nuevo en la exitosa historia del Audi R8 que comenzó en 2007 con la introducción en el mercado del Coupé de la primera generación, seguido por el Spyder en 2010. Las ventas de las dos versiones alcanzaron casi 27,000 unidades, una prueba de la capacidad tecnológica de Audi. La firma de los cuatro aros lo demostró de nueva cuenta en la segunda generación del R8 con el nuevo Audi R8 Le Mans, un automóvil de competencia para la categoría GT3, desarrollado por los ingenieros en paralelo con el modelo de serie. Como resultado, casi el 50 por ciento de todos los elementos del R8 LMS se encuentran también en el R8.

  

 

Atlético y aerodinámico

El carácter dinámico del Audi R8 Spyder V10 impacta a primera vista. La posición adelantada del espacio para los ocupantes, los pasos de rueda muy acentuados y la larga parte trasera definen la silueta clásica de un deportivo de motor central. El bólido es 14 mm más corto que el modelo anterior, con una longitud total de 4.426 mm. Aumentó 36 mm en anchura, hasta un total de 1.940 mm. No han variado con relación a la primera generación del R8 Spyder ni la altura (1.244 mm) ni la distancia entre ejes (2.650 mm).

Las líneas horizontales en la parte delantera y trasera enfatizan su anchura, como lo hace la parrilla singleframe grande y baja, que tiene una rejilla con estructura de panal. Unas superficies esculturales la conectan con unos grupos ópticos en forma de cuña, cada uno con 37 diodos emisores de luz como equipo de serie.

Como opción de tecnología avanzada, Audi ofrece iluminación láser para máxima visibilidad y alcance, reconocible por una tira anodizada de color azul en los faros, iluminada adicionalmente. Esta tecnología se combina con intermitentes dinámicos que, en la parte trasera, se suministran de serie en todas las versiones.

A161494_full

 

Convertible ligero

La capota del Audi R8 Spyder está fabricada en tejido, al estilo característico de la compañía alemana. Su peso es de sólo 44 kg. La capota flexible se abre en 20 segundos mediante un sistema electrohidráulico y se puede accionar en marcha hasta una velocidad de 50 km/h. El módulo del techo se encuentra tras los asientos y comprende los componentes de la protección antivuelco, la capota, su alojamiento, el de la luneta trasera y las articulaciones de la cubierta del compartimento, hecha de fibra de carbono reforzada y desplazada hidráulicamente.

Se redujo la turbulencia de aire cuando la capota está abierta. Para un mayor confort, un deflector de viento fabricado en tejido sintético reduce el flujo posterior de aire en un 90 por ciento aproximadamente alrededor de la cabeza y en un 80 por ciento alrededor de los hombros y el cuello. Además de este deflector textil, el cristal trasero desvía adicionalmente el aire cuando el techo está abierto. La capota está disponible en tres colores: negro, marrón y rojo.
Los componentes de aluminio constituyen un 79.6 por ciento del ASF multimaterial. Desarrollado a partir de la versión Coupé, es la base sobre la que los ingenieros de Audi incorporaron refuerzos específicos, especialmente en los umbrales de las puertas, los pilares A y el marco del parabrisas. La parte inferior tiene una cubierta lisa que mejora la aerodinámica y, en la trasera, un gran difusor incrementa el apoyo aerodinámico; dos soluciones más tomadas directamente de la competición.

A161500_full

 

Portentoso V10

Con su respuesta precisa al acelerador, su capacidad de subir de régimen rápidamente hasta 7.800 rpm y un sonido impresionante, el motor de diez cilindros garantiza total emoción. Con una cilindrada de 5.204 cc, genera una potencia de 540 HP (397 kW) y un par de 540 Nm a 6.500 rpm.

Además de inyección directa en la cámara de combustión (FSI) el V10 también tiene inyección en el colector de admisión (MPI). El resultado son unas prestaciones cautivadoras: el Audi R8 Spyder V10 acelera de 0 hasta 100 km/h en 3,6 segundos y hasta 200 km/h en 11,8 segundos.

De continuar acelerando, la aguja del velocímetro sólo se para cuando llega a 318 km/h. El rugido del V10 se vuelve más profundo y apasionante a medida que sube de régimen. Las aletas en el escape son de serie; el escape deportivo opcional con salidas acabadas en color negro brillante da otro tono al sonido.

A161502_full

 

La transmisión quattro

El sistema de propulsión quattro combina tres módulos de gran tecnología: la caja de cambios de siete velocidades S tronic, colocada tras el motor, cambia de marcha de forma extremadamente rápida gracias al doble embrague. Para distribuir libremente el par del V10 entre los dos ejes hay un embrague multidisco accionado electrohidráulicamente en el eje delantero, con control electrónico y un sistema de refrigeración por agua. Un diferencial autoblocante mecánico en el eje trasero es una de las claves de las reacciones deportivas en carretera. Sus valores de bloqueo están calculados para que trabaje conjuntamente con la tracción quattro.

Esta última está integrada en el sistema de conducción dinámica Audi drive select, que permite al conductor elegir entre los modos básicos comfort, auto, dynamic e individual. En cada uno de ellos, este deportivo abierto de altas prestaciones muestra un carácter diferente, que comprende desde desplazamiento sin esfuerzo por autopista a un estilo con el que se disfruta en cada curva de un puerto de montaña. El sistema también interviene en la respuesta del acelerador, la dirección, la caja de cambios S tronic, la función de control de las aletas en las salidas de escape y el sistema de opcional de amortiguación adaptativa Audi magnetic ride.

El manejo del vehículo se vuelve aún más preciso con el volante de cuero performance, que hace su debut en el R8 Spyder. Añade tres programas de conducción más: seco, mojado y nieve. Debido a que cada modo tiene unos parámetros de rozamiento específicos, el conductor puede adaptar individualmente el R8 Spyder a las condiciones predominantes de la carretera durante el viaje.

A161468_full

 

Suspensión firme y precisa

La estabilidad del R8 Spyder es decididamente dinámica, entre otros factores, por la posición central y baja del motor, conseguida gracias al sistema de lubricación por cárter seco.

Como alternativa, está disponible la dirección dinámica que cambia la desmultiplicación en función de la velocidad y adapta el par de giro. El resultado es un tacto de dirección aún más preciso y un mayor confort de marcha.

Audi suministra el nuevo R8 Spyder con llantas de 19 pulgadas y neumáticos diferentes en los dos ejes: 245/35 en el delantero y 295/35 en el trasero. Existe la opción de llantas de 20 pulgadas con neumáticos de medida 245/30 delante y 305/30 detrás. El eficaz equipo de frenos de este deportivo abierto incluye pinzas de ocho pistones en las ruedas delanteras y de cuatro en las traseras. En las cuatro hay grandes discos ventilados y perforados con forma lobulada.

A161499_full

 

Controles para la deportividad

El concepto de su conducción está orientado coherentemente hacia el conductor, como en un auto de carreras; pues éste puede controlar todas las funciones importantes desde el volante de cuero sport o performance. Entre las funciones de serie están los botones satélite para arrancar y parar el motor y para los modos de conducción del sistema Audi drive select. El volante de cuero performance viene con dos controles satélite adicionales, uno para el modo performance y el otro para el control de las aletas de escape.

El sistema MMI Navegación plus con MMI touch es parte del equipamiento de serie del Audi R8 Spyder. Como en un smartphone, se controla mediante jerarquías planas, incluida una función de búsqueda de texto. Las funciones del vehículo se pueden controlar desde el volante, con el MMI o mediante el control por voz. Este último es especialmente cómodo y con un funcionamiento de gran calidad gracias a los tres pequeños micrófonos en los cinturones; forma parte del equipo de serie en el R8 Spyder.
Bien conectado: Audi connect y Audi Smartphone interface
El complemento perfecto al MMI Navegación plus es el módulo Audi connect, que lleva a este biplaza abierto hasta internet a través de una conexión 4G y le da acceso a toda una gama de servicios. Estos abarcan desde navegación con Google Earth y Google Street View a media streaming e información de tráfico en tiempo real. Como opción, también está disponible la carga por inducción a través del Audi phone box. El Audi R8 Spyder es el primer modelo en el que el contenido del teléfono móvil seleccionado se puede ver directamente en el Audi virtual cockpit mediante el Audi Smartphone interface. Desde mediados de este año, esta opción estará disponible también para el R8 Coupé.

A161474_full

Primera clase en equipamiento

El Audi R8 Spyder V10 está fabricado casi enteramente a mano en la planta creada específicamente “Audi Böllinger Höfe”, cerca de Neckarsulm, donde quattro GmbH demuestra su experiencia en la producción de pequeñas series. Las operaciones de fabricación comprenden un amplio espectro para adecuarse a los requerimientos especiales de los clientes.

Los asientos deportivos para el conductor y el pasajero son equipo de serie, tapizados con un exquisito cuero con un patrón de diamantes como opción. Alternativamente, Audi puede proporcionar asientos de tipo bacquet para un soporte lateral aún mayor.

Los elementos como el spoiler delantero, el difusor o los nuevos y llamativos sideblades, se pueden personalizar –por ejemplo– con fibra de carbono en acabado brillante.
Otro elemento visual que también es una innovación técnica y proporciona una diferenciación visual es el alumbrado opcional láser de Audi, con una tira anodizada azul. Hay un nuevo color específico para el Audi R8 Spyder, marrón Argus mate, junto con otros diez acabados de pintura.

Pueden ver a esta joya en acción aquí: 

Beber un malbec como Dios manda

Cada una de las cepas emblemáticas merecerían una copa para ser bebidas. Las hay para un Grand Cru de Burdeos o un buen barolo de Piamonte, así que, por qué no una copa adecuada para disfrutar como se debe un vino hecho con la uva insignia de Argentina. Así, Riedel, la renombrada firma fabricante de copas de vino, de la mano de Graffigna, una de las bodegas más tradicionales de Argentina, han concebido la primera Copa Malbec en el mundo.

Riedel hace más de 250 años fue el primero en descubrir cómo el sabor del vino se ve afectado por la forma de la copa en la que se consume. Fue Claus J. Riedel quien sentó las bases para la producción de copas funcionales y bellas, creadas de acuerdo al principio de diseño de la Bauhaus: la función determina la forma. A partir de este hallazgo han desarrollado diferentes copas para las más reconocidas variedades de vino.

“El desarrollo de una copa para malbec surgió de la necesidad de trabajar en el mercado de exportación con un proyecto que fuera realmente diferente —explica Federico Lleonart, embajador global de Graffigna Argentina—. El malbec es la cepa insignia de la Argentina, pero también de nuestra bodega, entonces empezamos a preguntarnos qué le estaba faltando al malbec, y la respuesta fue: una copa”.

Fue un largo proceso el que determinó la copa definitiva de Malbec. El primer paso se dio en agosto 2012 en Las Vegas donde enólogos y representantes de Graffigna junto con todo el Management global de Riedel probaron 16 copas diferentes para presentar una terna. En octubre de 2012 se llevó a cabo un Workshop en el Consulado Argentino de Nueva York, contó con la presencia de críticos especializados, periodistas y sommeliers internacionales quienes eligieron, entre las tres copas finalistas, aquella copa que resaltaba de la mejor manera las cualidades de la cepa insignia argentina. La Copa Malbec se ha presentado ya en varios países como Estados Unidos, Canadá, Lóndres y Argentina.

El tamaño y la forma del cáliz de la copa potencian los aromas frutales de esta cepa, en especial los de los frutos rojos y arándanos, que indudablemente constituyen los atributos distintivos de este varietal. Los tonos florales y especiados también son subrayados. El angosto aro de la boca de la copa no sólo ayuda a concentrar los aromas, sino que también dirige al vino hacia el centro de la lengua; para crear un armonioso balance entre las características clave de los vinos malbec, sus dulces taninos y su acidez media.

La Copa Malbec está compuesta por un borde estrecho (5,99 cm) y un cáliz de 8,51 cm en su parte más ancha y 13,51 cm de alto. Fue diseñada en la fábrica Riedel en Austria, y aunque su forma potencía y realza las cualidades de esta variedad, puede ser utilizada para degustar otros vinos.

“El diseño de la copa garantiza que el mensaje del vino llegue a los órganos sensoriales capaces de detectar las características propias del malbec que se encuentran en el aroma, el cuerpo y el sabor” describe Lleonart.

 

¿Pueden descubrir tu ‘ropa sucia’ por las marcas que usas?

Hay una frase en la novela Alta fidelidad, de Nick Hornby, que describe la emoción del personaje principal al descubrir que la chica con la que está saliendo tiene muchos gustos similares. ” Lo que realmente importa no es cómo eres, sino lo que te gusta,”  explica. “Tal vez sea un tipo superficial, pero estas cosas  importan.”

Por supuesto, los intereses comunes siempre serán importantes, pero para los gurúes de la publicidad, los productos que compras pueden decir mucho más acerca del tipo de persona que eres; especialmente si eres  hombre, según Bill Vernick y Claire Farber, veteranos expertos en marketing (dentro cuyo CV se encuentran marcas como Hershey’s, Listerine y Dove). Su nuevo libro sobre relaciones personales, Brand Guys, explica los tipos de personalidad masculina en términos publicitarios.

“En nuestra trayectoria de marketing, hemos vinculado determinados productos a ciertas ‘marcas’ de hombre”, explica Vernick. “Y una vez que sabes qué clase de productos  utiliza un tipo, es más fácil de escribir un comercial sobre otros productos que pudieran interesarle.” Vernick cree que estas mismas prácticas pueden ser aplicadas al matchmaking .

La investigación demuestra que, a diferencia de las mujeres , los hombres tienden a ser ferozmente leales a ciertas marcas, como a su equipo de futbol. La hipótesis de Brand Guys es que los hombres pueden ser encasillados dentro de ciertos “estereotipos”, clasificados de acuerdo con las marcas a las que son fieles. Según Vernick y Farber, comprender  estos estereotipos puede ayudarle a las mujeres a decidir si un tipo es el adecuado para ella o no.

El libro incluye diez “marcas” de hombres -dentro de los que se encuentra el Tipo Bud, Chico NikeG, Tipo Q -Tip, Chavo Comedy Central, Mac Tipo, Hombre Red Bull, y Chico Abercrombie.

Las descripciones de cada “marca” están bastante matizadas e incluyen los pros y los contras que representa ser cuate o pareja de ellos. Por ejemplo: el chico Q -Tip es meticuloso, organizado, y puntual, pero también es muy apegado a sus propias reglas. El tipo Nike es activo, competitivo y resulta estimulante estar con él, pero también puede ser exigente y mandón. También se incluyen secciones en cada capítulo acerca de lo que viste cada hombre, lo que hace para ganarse la vida, y cómo actúa en la cama.

Obviamente, el libro está lleno de generalizaciones, y en cierto punto llega a la ridiculez, y ya no hablemos de sexismo. Pero Vernick es el primero en admitir que el libro se debe tomar como divertimento. Así que si crees que eres un tipo muy fácil de leer por las chicas, abusado, tal vez te haría bien darle un refresh a tu guardarropa y eliminar esas camisas J.Crew noventeras que te regaló tu tía.

Haz que una persona ocupada responda tu correo electrónico

Hay días en que recibo cientos de correos electrónicos. Lo peor es que la mayoría de ellos son importantes y es humanamente imposible responder a todos. Pueden ser de trabajo, referentes al blog, o simplemente pueden ser mensajes de mis amigos.

Tengo como política personal leer cada correo electrónico que recibo. Eso significa que cada día debo dedicar al menos una hora a la revisión de mi bandeja de entrada y decidir entre lo que necesita respuesta urgente y lo que no.

Con el propósito de ayudar a la gente a eliminar la paja en sus correos electrónicos, les comparto algunos consejos útiles cuando decidan escribirle a personas abrumadas por su Mailbox.

1 . Sé breve

Si puedes resumir tu correo electrónico en menos de dos o tres oraciones será mucho más fácil de leer al momento de abrirlo. Si el correo electrónico excede los dos párrafos, la gente suele posponer su lectura y probablemente te tomará más tiempo  obtener una respuesta.

La gente tiende a pensar que necesita enviar más información de la que el lector requiere realmente.

2 . Haz un formato legible y claro

Es más fácil leer mensajes de correo electrónico estructurados en una o dos frases por párrafo, que un párrafo extenso.

Acorta tus párrafos en frases más breves, destaca el punto importante, y utiliza negritas o cursivas para enfatizar las secciones importantes y llamar la atención de tu lector.

3 . Deja en claro lo que quieres que haga tu destinatario

Nada hay nada que le caiga más mal a la gente que un correo electrónico que contenga una gran cantidad de información, pero que en ninguna parte diga lo que les gustaría que hicieras como lector. A menudo les respondo inmediatamente con la pregunta: ¿Qué quieres que haga ?

Sé claro y exprésate de manera explícita.

Si tuvieras que enviar un correo electrónico que hubiera que ser extenso por necesidad, no te olvides de escribir el call to action en la parte superior. Eso también ayuda a que el lector decida si debe reenviar el correo electrónico a otra persona, lo cual no es raro si  están acostumbrados a delegar tareas.

4 ) Sé razonable con tu solicitud

En estos días es muy fácil enviar un email en 30 segundos que alguien demorará más de una hora en responder.

Por favor, no le digas que a alguien que visite el sitio web de tu startup para que te dé su opinión. Darle una verdadera revisión a tu producto o página web se requiere de un análisis extenso que requiere mucho trabajo.

Si puedo responder a algo en menos de dos minutos, lo hago de inmediato. ¿Sobre qué exactamente quieres retroalimentación? Sé específico y razonable.

Si deseas que alguien te de feedback sobre algo, sé concreto y haz una pregunta específica que sea posible responder en un par de minutos.

Por favor, no esperes a que tu lector haga el trabajo de averiguar lo que quieres que haga. Eso denota  ociosidad.

5. Muestra por qué alguien tiene que tomarse el tiempo para ayudarte

Esto es duro, pero es importante aclararlo. Antes, solía reunirme con gente que me contactaba vía correo electrónico. Convení verlos para tomar café o un almuerzo. Escuché un montón de historias y pude dar una buena cantidad de consejos sobre lo que pensaba que deberían hacer. Pero luego, inevitablemente me frustraba cuando la gente no había escuchado mis consejos.

Hoy en día, trato de darle prioridad a las personas para quienes creo yo, mi colaboración será de mayor ayuda.

La mejor manera de averiguarlo es ver si has hecho algo interesante y que indique que se va a hacer cosas interesantes en el futuro.

El hecho de haber asistido a una buena escuela es un punto a favor . Trabajar en una startup del que haya escuchado hablar es un plus. Ser un consultor o dirigir una pequeña empresa suele ser un inconveniente.

La deliciosa experiencia de ver ‘True Detective’ semanalmente

Debo confesar que no he visto las temporadas completas de cualquiera de las series de Netflix. Nunca he terminado la cuarta temporada de Arrested Development, ni la primera de House of Cards o de Orange is the New Black. Me gustan algunas cosas de lo que visto de ellas (algunas más que otras), pero ese modelo moderno de bing-watching –o maratones de series de televisión– me ha llevado a atrincherarme frente a la tele durante unas horas, pero invariablemente me levanto a  hacer otra cosa más importantes, como beber una IPA en el porche de mi casa, para luego olvidarme de reanudarla. Tener disponible algo tan fácilmente –y saber que estará ahí a la hora que desee– provoca que me olvide de eso.

Sin embargo, no puedo dejar de ver True Detective cada semana. Al igual que Mad Men y hace ya un tiempo Breaking Bad, The Wire, The Sopranos y Twin Peaks en su momento, el programa se ha convertido en una cita obligada para mí. Al final de cada episodio ya quiero saber qué pasará a continuación, pero como en el caso de esos otros shows, me agrada tener la expectativa toda una semana. Sé que esto les deberá extrañar -especialmente a quienes pertenecen a la generación I Want It Now–, pero para mí, esto por sí solo proyecta por qué estas series son grandes programas de televisión. Son para saborearlos, no devorarlos en una sentada.

La semana que transcurre entre cada episodio me permite analizar de nuevo la hora anterior en mi cabeza, algo que no sucedería si pudiera ver el siguiente episodio con tan sólo un clic. Los temas –tan ricos y resonantes en esta serie– se cocinan a fuego lento para convertirse en algo más claro e interesante. La verdad es que no vuelvo a ver los episodios, pero me gusta leer lo que piensan los demás y tomar lo que me sirve para formarme una opinión. True Detective se convierte en una experiencia contemplativa, no podría no ser distinto en una historia de terror existencial a largo plazo.

Pero sobretodo, las brechas semanales resaltan el contraste del arco de la serie. La serie se ha ido inclinando hacia lo oscuro, y el hecho de contar con tiempo entre cada episodio para reflexionar sobre lo que está pasando –el significado de las cosas, la relación entre los dos protagonistas, ¿por qué nos muestra algunas escenas, qué roles desempeñan determinados personajes en un contexto más amplio?– define ese arco. Las series que sueles ver de corrido se tornan en neblinas al verlas capítulo tras capítulo; no obstante, cada uno de los episodios de True Detective poseen su propio sentimiento conforme el terror se acumula alrededor de la historia.

Netflix no inventó la modalidad bing-watch –eso se lo debemos a la primera persona con un videocasette VHS virgen que se le ocurrió grabar varios episodios de un programa para verlos en una sentada–, pero lo han pulido a tal grado, que algunas personas creen que es la única manera de ver la televisión. Y lo es, para cosas como House of Cards, o tal vez incluso para ejercicios que tratan de jugar con el formato, como la última temporada de Arrested Development. Pero la naturaleza episódica de la televisión, si bien, posiblemente en peligro de convertirse en cosa del pasado (¿por qué tomarse la molestia de dividir en episodios una serie que de todos modos verás en una sentada?), es parte de lo que hace la televisión tan grandiosa como una narrativa en serie puede ser . No se trata de la longitud de la historia, sino del tiempo que pasamos con la historia –convivir con Walter White y Jesse cada semana durante años nos ha permitido convertirnos en cómplices de ellos de una manera que las personas que ven la serie en bing-watch, durante tres fines de semana nunca podrán hacerlo. Vivir Game of Thrones y Mad Men durante algo parecido al tiempo real (como recordarás, cada temporada de Mad Men dura alrededor de un año) no hace más que enriquecer la narrativa de la historia.

Históricamente, la televisión ha sido un medio para transmitir ruido; la televisión al principio fue considerada como la radio con imágenes, y una gran cantidad de los primeros escritores para televisión se esforzaron para hacer shows que la gente quisiera seguir, incluso si sólo la tenías como sonido de fondo mientras hacías otras cosas. La televisión en serie moderna ha avanzado a un lugar donde tienes que observar lo que hay en la pantalla, y la narrativa extensa crea lazos únicos que sólo quienes la han acompañado durante el viaje pueden comprender. De repente tenemos señal definida en medio de ese ruido. Para mí, esa señal se pierde cuando cuando te sientas a ver un capítulo en segmentos de nueve horas. Incluso la mejor comida pierde su onda cuando te la metes a la boca a manos llenas.

Ustedes pueden seguir con sus maratones de televisión de fin de semana. Yo prefiero disfrutar de mis shows un delicioso bocado a la vez.

CULTURA PROGRESIVA PARA EL HOMBRE. DESDE 2012.