¿Pueden descubrir tu ‘ropa sucia’ por las marcas que usas?

Hay una frase en la novela Alta fidelidad, de Nick Hornby, que describe la emoción del personaje principal al descubrir que la chica con la que está saliendo tiene muchos gustos similares. ” Lo que realmente importa no es cómo eres, sino lo que te gusta,”  explica. “Tal vez sea un tipo superficial, pero estas cosas  importan.”

Por supuesto, los intereses comunes siempre serán importantes, pero para los gurúes de la publicidad, los productos que compras pueden decir mucho más acerca del tipo de persona que eres; especialmente si eres  hombre, según Bill Vernick y Claire Farber, veteranos expertos en marketing (dentro cuyo CV se encuentran marcas como Hershey’s, Listerine y Dove). Su nuevo libro sobre relaciones personales, Brand Guys, explica los tipos de personalidad masculina en términos publicitarios.

“En nuestra trayectoria de marketing, hemos vinculado determinados productos a ciertas ‘marcas’ de hombre”, explica Vernick. “Y una vez que sabes qué clase de productos  utiliza un tipo, es más fácil de escribir un comercial sobre otros productos que pudieran interesarle.” Vernick cree que estas mismas prácticas pueden ser aplicadas al matchmaking .

La investigación demuestra que, a diferencia de las mujeres , los hombres tienden a ser ferozmente leales a ciertas marcas, como a su equipo de futbol. La hipótesis de Brand Guys es que los hombres pueden ser encasillados dentro de ciertos “estereotipos”, clasificados de acuerdo con las marcas a las que son fieles. Según Vernick y Farber, comprender  estos estereotipos puede ayudarle a las mujeres a decidir si un tipo es el adecuado para ella o no.

El libro incluye diez “marcas” de hombres -dentro de los que se encuentra el Tipo Bud, Chico NikeG, Tipo Q -Tip, Chavo Comedy Central, Mac Tipo, Hombre Red Bull, y Chico Abercrombie.

Las descripciones de cada “marca” están bastante matizadas e incluyen los pros y los contras que representa ser cuate o pareja de ellos. Por ejemplo: el chico Q -Tip es meticuloso, organizado, y puntual, pero también es muy apegado a sus propias reglas. El tipo Nike es activo, competitivo y resulta estimulante estar con él, pero también puede ser exigente y mandón. También se incluyen secciones en cada capítulo acerca de lo que viste cada hombre, lo que hace para ganarse la vida, y cómo actúa en la cama.

Obviamente, el libro está lleno de generalizaciones, y en cierto punto llega a la ridiculez, y ya no hablemos de sexismo. Pero Vernick es el primero en admitir que el libro se debe tomar como divertimento. Así que si crees que eres un tipo muy fácil de leer por las chicas, abusado, tal vez te haría bien darle un refresh a tu guardarropa y eliminar esas camisas J.Crew noventeras que te regaló tu tía.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s