Flor de Mayo, Design Hotel en Cuernavaca

Con un nombre que, en cierta medida le rinde un homenaje al cliché por todos conocido de “la ciudad de la eterna primavera”, como se le conoce en México a Cuernavaca, nace este hotel de nombre Flor de Mayo, que llega a cubrir la carencia de un hotel boutique de diseño que cumpliera con las expectativas de los visitantes que buscan un santuario del confort en este escape obligado tanto para chilangos como para visitantes de la Gran Tenochtitlán.

009dsflordemayo_kopie_0

Con tan sólo 24 habitaciones, el acogedor hotel fue concebido privilegiando el meticuloso diseño a cargo del despacho Elías Arquitectura, quienes cuidaron a detalle la propuesta de brindar un ambiente orgánico para los huéspedes. No por nada, Flor de Mayo es miembro del reconocido grupo Design Hotels.

Ubicado en el centro de la ciudad, a  sólo unos pasos de la Parroquia de San José, o El Calvario, no es el típico hotel de a que nos tiene acostumbrado la capital morelense. Una vez cruzando la puerta que dirige al lobby, comienza la experiencia de confort y se desprende del bullicio exterior.

Empecemos por su nombre: para las culturas mesoamericanas, los cinco pétalos de la flor de mayo representaba a los cinco sentidos, de ahí que el eje sobre el que gira la experiencia una visita al hotel, sean las experiencias sensoriales de los huéspedes.

006dsflordemayo_kopie_0

Para la vista, el atractivo pasillo hacia el lobby, junto con la exuberancia floral aparentemente caprichosa y como protagonista del patio, un árbol de flor de mayo. Asimismo, las columnas de acero, adornadas con vegetación que poco a poco va enverdeciendo de manera orgánica.

Ya adentrándonos en las habitaciones, para el oído está el sonido que desprenden ornamentos de cerámica con silueta floral –hechos por Aitor Garrido–, que sirven para amplificar la experiencia musical del iPhone que traiga consigo el huésped. Cabe anotar que el mobiliario vintage como las lámparas de orfebrería son elaborados también por Garrido.

Para el olfato, aprovecharon las bondades naturales del valle de Morelos, pues el hotel ofrece amenities orgánicos elaborados a partir de extractos florales y miel, los cuales se producen por una organización local que promueve el desarrollo de mujeres de bajos recursos.

El sentido del gusto está muy bien cubierto por la cocina de temporada del chef Víctor Olvera. Su relevancia es tal que de hecho, Flor de Mayo se anuncia como hotel y restaurante. El concepto de la cocina es mexicana con influencias asiáticas, preparada a partir del uso de frutas, verduras y flores locales que deleitan el paladar. Esta misma cocina se sirve en el bar Arriba, ubicado en la terraza, que rodea la alberca.

Para el tacto, no podía faltar el servicio de spa –aún no abierto–, donde se planea brindar tratamientos con el uso de elementos orgánicos. Asimismo, dentro de las habitaciones, la comodidad de las camas y las sábanas de 400 hilos de lino egipcio cobijan idealmente al cuerpo y al espíritu del huésped para una experiencia redonda.

Flor de Mayo Hotel y Restaurante
Matamoros 49, Col. Centro, Cuernavaca, Morelos, México
Habitaciones a partir de 185 dólares por noche.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s